VAMOS A ANALIZAR COMO SE LLEVA A CABO EL PROCESO COMUNICATIVO, CUALES SON LAS DESEADO…
El chiste es un proceso de comunicación que con frecuencia es espontáneo (Se te ocurre o te acuerdas de pronto), y se supone que debe de ser una situación agradable que provoque una reacción, que aquellos que escuchen el chiste se diviertan y se rían.
Características del proceso comunicativo:
  • La comunicación no es sólo un hecho, es un proceso que está compuesto por varios elementos y etapas.
  • La estructura de un proceso comunicativo consiste en un diálogo, es decir, se trata de un proceso que ocurre entre dos o más integrantes, y ambos participan activamente.
  • El centro del proceso de comunicación es un mensaje, que se transmite o intercambia y que siempre va a tener un código, porque está elaborado con cierto lenguaje; y siempre va a transmitirse por medio de un canal, que en el caso de la comunicación oral puede ser la voz.
  • La respuesta o reacción del receptor ante el mensaje que recibe, se llama retroalimentación por que alimenta al emisor al permitirle saber si está comunicándose adecuadamente y logrando el efecto que pretende.
  • La comunicación es un proceso que no es siempre igual, pues ocurre cada vez en una situación determinada, es decir, en un contexto.
Aspectos de comunicación presentes en la práctica de contar un chiste:
  1. En cuanto a la comunicación como proceso, el chiste requiere ser breve y sencillo, para que el receptor no sienta aburrimiento o confusión. El chiste exige una gran cualidad del emisor: ser muy concreto, no divagar, decir solo lo mínimo para provocar la retroalimentación deseada.
  2. En el caso de un chiste, el que habla es solo el emisor, sin embargo, el receptor tiene un papel activo, en sus gestos podemos ver si está intrigado o se está divirtiendo o confundiendo. Y, al final del chiste, sabremos si le entendió y si le causó gracia o no. Además, en dado caso, puede hacer alguna pregunta o comentario sobre lo que escuchó.
  3. El canal principal en la comunicación oral es la voz. Cuando se trata de contar un chiste, el emisor la emplea para crear suspenso, sorpresa o expectativa, y, si tienes habilidades, también podrá fingir su voz para representar a los personajes: una anciana, una maestra, un niño, un león, etc. Entonces, el que cuenta un chiste, además de ser concreto, debe ser expresivo.
  4. El código trata el tipo de lenguaje que se emplea en un mensaje; en el caso de un chiste, el lenguaje suele ser sencillo e informal, dependiendo del tipo de chiste, también puede emplearse un código inocente, vulgar, o con doble sentido: palabras o frases que tienen más de un posible significado.
  5. La retroalimentación, cuando se cuenta un chiste, es inmediata. Nos permite saber si lo hicimos bien, y si el mensaje fue adecuado a la circunstancia, o bien, como ocurre a veces, que pretendiendo ser graciosos, nuestro chiste llega a ofender o hacer sentir mal al receptor.
  6. Como ya dijimos, cada proceso de comunicación es distinto, a causa del contexto, el mismo chiste no funciona igual cada vez que se cuenta. La habilidad de quien sabe ser gracioso es elegir un chiste adecuado a la situación que está ocurriendo en ese momento.
“El rostro reacciona de acuerdo con las emociones, por lo cual es particularmente expresivo en la comunicación”
polo_net.jpg